Estudiar con mapas mentales:
9 trucos que te convencerán

por Administrador / jueves 31 de mayo del 2018
img servicio social

¿Por qué usar mapas mentales?

Cuando realizamos resúmenes de libros, o estudios lo solemos hacer escribiendo sobre una hoja de papel blanco con un bolígrafo o un lápiz, este tipo de notas que hacemos son poco atractivas desde el punto de vista visual y por lo tanto, no estimulan el recuerdo ni la asociación, igualmente no estarás aprovechando el tiempo suficiente ya que tendrás que leer todas las notas.

En cambio la estructura de los mapas mentales te permitirá extraer información, anotar y memorizar los detalles con facilidad porque se realiza por medio de imágenes visuales y permite que el cerebro trabaje con asociaciones y conexiones de una manera relajada donde las ideas fluyen libremente.

Mapas mentales para estudiar y otras cosas

Los mapas mentales los puedes utilizar para:

  • Elaborar la síntesis de un texto o de una exposición.
  • Acceder a la información en forma rápida y efectiva para comunicar oralmente o por escrito.
  • Generar alternativas y tomar decisiones al visualizar las interacciones entre diversos puntos en forma gráfica.

9 trucos para hacer un mapa mental

  1. Usa la hoja de manera horizontal.
  2. Dibuja una imagen central, que se convierta en el nódulo. Tema central que sea memorable.
  3. Desde la imagen central irradia hacia el exterior las palabras claves e ideas más importantes.
  4. Ordena las ideas en el sentido de las agujas del reloj.
  5. Ideas principales sobre las ramas más gruesas e ideas secundarias en ramas más delgadas.
  6. Usa líneas curvas.
  7. Una palabra clave por línea.
  8. Usa muchos colores, imágenes, códigos y dimensiones que añadan atención, interés e individualidad al mapa.
  9. Realiza siempre tú mismo tus mapas mentales.

Hoy en día los estudiantes deben manejar mucha información para los exámenes, trabajos de investigación y exposiciones, sin duda alguna esta herramienta es una estrategia de aprendizaje que facilita el poder de concentración adquiriendo un hábito de estudiar con placer y al mismo tiempo puedes desarrollar la confianza en tu propia capacidad mental, evitas el aburrimiento y la frustración.